PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué son los gránulos de arcilla expandida?

Los gránulos de arcilla expandida son inorgánicos y tienen un pH neutro, ellos transportan y almacenan agua. Los gránulos poseen unos espacios que proveen una buena aireación (transporte de oxigeno) para las raíces. Los gránulos de arcilla expandida se utilizan como sustrato en cultivos hidropónicos, o como aditivos para suelos. También pueden ser esparcida como una capa superior sobre el suelo alrededor de las plantas para evitar el crecimiento de malezas no deseadas.

¿Qué es Coco Pearl?

Coco Pearl es un producto que contienen fibra o turba de coco. La turba de coco se prepara a partir cáscaras de coco. Los cocos crudos se lavan, se tratan térmicamente, se tamizan y se clasifican antes de ser procesados en productos de turba de coco de varias granularidades y densidades, los cuales son utilizados para aplicaciones en horticultura y agricultura incluyendo métodos hidropónicos.

¿La fibra o turba de coco tiene lo necesario para hacer crecer mi cultivo y cuán importante es su calidad?

Debido a los bajos niveles de nutrientes en su composición, la turba de coco no es el único componente en el medio usado para cultivar plantas. cuando las plantas están creciendo exclusivamente en turba de coco, es importante adicionar nutrientes acordes a las necesidades específicas de las plantas. La turba de coco de Sri Lanka y India contiene varios macro y micro nutrientes, incluyendo cantidades substánciales de potasio.

La turba de coco no se descompone completamente cuando llega y utilizará el nitrógeno disponible a medida que lo hace (lo que se conoce como reducción); Compitiendo con la planta si no hay suficiente. La fibra o turba de coco de origen inadecuado puede contener sales en exceso y necesita lavarse (verifique la conductividad eléctrica del agua de enjuague, desechar si es alta). La turba de coco tiene una capacidad de intercambio catiónico similar a la turba de Sphagnum, retiene bien el agua, vuelve a humedecerse bien y tiene alrededor de 1000 veces más aire que el suelo.

¿Qué es la lana de roca y cómo funciona?

La lana de roca es un producto de horno de roca fundida calentada a una temperatura de aproximadamente 1600 ° C, a través de la cual se sopla una corriente de aire o vapor. Las técnicas de producción más avanzadas se basan en girar roca fundida sobre ruedas giratorias de alta velocidad, algo parecido al proceso utilizado para preparar algodón de azúcar. El producto final es una masa de fibras finas entrelazadas con un diámetro típico de 6 a 10 micrómetros.

Los productos de lana de roca pueden contener grandes cantidades de agua y aire que ayudan al crecimiento de las raíces y la absorción de nutrientes en cultivos hidropónicos; Su naturaleza fibrosa también proporciona una buena estructura mecánica para mantener la planta estable. El alto PH natural de la lana de roca los hace inicialmente inadecuados para el crecimiento de las plantas y requiere “acondicionamiento” para producir una lana con un pH apropiado y estable.

¿Qué me puedes decir sobre SDT?

La conductividad eléctrica (CE) de su nutriente, es el resultado del movimiento de iones minerales cuando el medidor aplica un voltaje eléctrico. El valor de las PPM o sólidos disueltos totales (SDT) de una solución de cloruro de potasio es muy cercano a la mitad de su valor de conductividad (en microSiemens / cm). PPM (partes por millón) es una unidad común para medir la concentración de elementos en la solución nutritiva. Una PPM es una parte en peso del mineral en un millón de partes de solución.

Cuando se usa un medidor para medir tanto las PPM o la conductividad de un líquido, es necesario calibrar el medidor periódicamente usando una solución estándar de calibración. Sin embargo, hay unas consideraciones especiales a tener en cuenta en cada tipo de calibración. Mientras que la conductividad es una medida absoluta con calibraciones que son transferibles de un tipo de solución a otra, las calibraciones en PPM y Solidos Disueltos Totales son específicas de un tipo de solución de solidos disueltos y no deben transferirse de un tipo de solución de sólidos disueltos a la siguiente. Hacer esto resultaria en serios errores en las mediciones.

Aunque la base para medir las PPM de una solución de solidos disueltos totales es la conductividad, no es correcto asumir que esta medida es absoluta. Siempre es necesario calibrar todos los medidores de solidos disueltos totales con una solución estándar de calibración de solidos disueltos en partes por millón que contenga el mismo tipo de sales o mezcla de sales de la solución a ser medida. Esto se debe a que los medidores de solidos disueltos totales son calibrados correlacionando la conductividad de la solución y esta correlación varía considerablemente de una especie de solidos disueltos a otra.

La mayoría de soluciones preformuladas de SDT en ppm son formuladas con Carbonato de Calcio (CaCO3), Cloruro de Sodio (NaCl), Cloruro de Potasio (KCl) o con la formulación 442 (40% Sulfato de Sodio, 40% Bicarbonato de Sodio, and 20% Cloruro de Sodio). Si los componentes de su solución principal de solidos disueltos son los mismos que algunos de estos, usted puede escoger la formulación pre hecha que mejor se aproxime a su solución prueba. Generalmente, CaCO3 es usado para agua de calderas, NaCl es usado en sistemas con alta salinidad y la formulación 442 es usada en lagos, riachuelos, pozos y calderas. Alternativamente, si se conocen las PPM de la solución de calibración estándar utilizada para la calibración, es posible hacer una referencia cruzada de las curvas de calibración existentes a curvas para diferentes tipos de soluciones de sólidos disueltos. Las curvas y tablas están disponibles en varios libros de referencia.

Las discusiones y referencias previas están basadas a condiciones estándar de temperatura 77 Farenheight (25°C). Cuando se mide la conductividad o el Total de Solidos Disueltos a diferentes condiciones, ciertas correcciones para este tipo de variaciones deben de ser tenidas en cuenta antes de determinar los valores finales de Conductividad y Solidos Disueltos Totales. Sin las correcciones para la temperatura estándar, las mediciones de conductividad o sólidos disueltos totales a varias temperaturas no son significativas porque no se pueden comparar. Muchos medidores tienen incorporados elementos de corrección de temperatura por lo tanto el valor dado por estos equipos es corregido a temperatura estándar. El uso de medidores que no tenga compensación de temperatura requerirá que el operador use tablas o fórmulas para corregir el efecto de la temperatura.

Una cosa más a considerar es la limpieza relativa de su electrodo SDT o CE. Un electrodo polarizado o sucio debe limpiarse para renovar la superficie activa de la celda. Para prevenir danos, objetos abrasivos o cortantes no deben ser usados. En la mayoría de situaciones, agua caliente con un poco de detergente suave es efectivo. Sin embargo, la acetona ayuda a remover materia orgánica y soluciones cloradas son buenas para eliminar algas, moho y bacterias.

¿Qué me puedes decir sobre el pH?

El pH es la escala de medición de acidez o alcalinidad en soluciones acuosas (a base de agua). Una solución neutra como el agua pura tiene un pH de 7. Las soluciones con un pH más bajo se denominan ácidas y las soluciones con un pH más alto se denominan alcalinas. Los rangos de pH varían de pH altamente ácido a pH altamente alcalino 14.

El termino pH fue introducido por el bioquímico danés Soren Peter Lauritz Sorensen en 1909 para medir la acidez del agua en la elaboración de cerveza. Las letras pH son una abreviatura de pondus hidrogenii (traducida como potencial de hidrógeno). Esto significa que el poder del hidrogeno como acidez es causada por un predominio de iones hidrógeno (H+).

El agua es conocida como H2O, conformada por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. El agua es una molécula polar con el átomo de oxígeno en el medio y los átomos de hidrógeno en las puntas. Esto se debe a la forma en que los 8 electrones cargados negativamente en el oxígeno se empaquetan cerca del núcleo cargado positivamente del átomo de oxígeno. El núcleo de un átomo es muy pequeño. Los átomos de hidrógeno en las puntas tienen más carga positiva que carga negativa y el átomo de oxígeno tiene más carga negativa que carga positiva. Esto hace que la molécula sea polar, es decir, que tenga una diferencia de campo eléctrico a lo largo de ella.

El agua se disocia (se rompe) en H + y OH- (H2O <==> OH- + H +). La energía de los átomos que chocan entre sí hace que las moléculas de agua se separen. Debido a que el agua es una molécula polar, el H + atraerá los átomos de oxígeno cargados negativamente en otras moléculas de agua y “flotará”. El OH- atraerá el hidrógeno en otras moléculas de agua y flotará por su cuenta. Eventualmente, un H + y un OH- se encontrarán y se unirán para volver a ser agua. Este proceso de disociación y asociación es dinámico.

En agua pura, por cada H + Hay 10,000,000 moléculas de agua normales. Esto es 1 en 107 y el pH del agua pura es 7, lo que significa que por cada 107 moléculas de agua hay un ion H +.

Dicho de otra manera, la concentración de H + es de 10 a 7 partes (pH de 7), que es una parte en 10 millones de partes. Igualmente, con la OH-. Si la cantidad de H + aumenta al agregar compuestos ácidos (ácido clorhídrico HCl <==> H + y Cl-), entonces hay más H + ‘s que se combinan con los OH- para que la concentración de OH- se reduzca. Del mismo modo, la adición de OH- mediante la adición de un compuesto alcalino (soda cáustica NaOH <==> Na + y OH-) reduce la concentración de H +. Una regla química es que la concentración de H + veces la concentración de OH- siempre es igual a 10-14.

Condiciones de Bajo pH (acidez) causa corrosividad. Los ácidos causan picaduras en concreto, disuelven metales, arrugan vinilos, irritar piel y ojos como también manchas en paredes de spa y piscinas y tuberías.

Condiciones de Alto pH (Caustico) causa quemaduras – precipita minerales fuera del agua (Calcio, Cobre, Hierro etc.); y estos minerales obstruyen filtros y tuberías.

El valor numérico del pH es el exponente negativo de la concentración molar. Una mol se define como el peso en gramos que corresponde a la suma de los pesos atómicos de todos los átomos de una molécula – su masa molecular. En el caso del H+, la masa molecular equivale a 1 y una mol de iones H+ pesaría 1 gramo. En el caso del agua (H2O) la masa molecular equivale a 34, y una mol de iones agua pesaría 18 gramos (la suma de los pesos atómicos)

Por lo tanto, bajos valores de pH indican alta concentración de iones H+ (acido), y altos valores de pH indica bajas concentraciones. Cada unidad de pH que disminuye representa, por lo tanto, un aumento de diez veces en la concentración de H +. Un pH de 3, por ejemplo, indica una concentración 10-3 molar de iones de hidrógeno. En pocas palabras, la escala de pH es logarítmica, lo que significa que cada unidad de PH significa “10 veces”. Por lo tanto, un pH de 6 es 10 veces más ácido que un pH de 7, y un pH de 3 es 1000 veces más ácido que 6 y 10,000 veces más ácido que 7.

Combinando un compuesto acido con un compuesto alcalino produce una sal. Cuando el Hidróxido de Sodio y el Ácido Clorhídrico se mezclan, el resultado es una reacción exotérmica que produce una sal – Cloruro de Sodio. Las sales por si mismas pueden incrementar la velocidad de corrosión y precipitar minerales.

Algunas sales proporcionan al agua la habilidad de resistir y amortiguar cambios bruscos de pH. El agua que no tenga capacidad amortiguadora, el pH puede variar dramáticamente con la adición de pequeñas cantidades de ácidos o bases (álcalis), u otros agentes alterantes de pH como cloro y bromo. Con una solución amortiguadora, el pH se mantendrá estable y el cambio de PH se eliminará por un tiempo hasta que el efecto de amortiguación sea superado ya sea por la adición de un ácido o un álcali.

La proporción en la absorción de aniones (nutrientes cargados negativamente) y cationes (nutrientes cargados positivamente) por las plantas puede causar cambios sustanciales en el pH. En general, un exceso de cationes sobre aniones conduce a una disminución en el pH, mientras que un exceso de aniones sobre el consumo de cationes conduce a un aumento en el pH. Como el nitrógeno (un elemento requerido en grandes cantidades para el crecimiento saludable de una planta) puede suministrarse como un catión (amonio – NH4 +) o un anión (nitrato – NO3), la proporción de estas dos formas de nitrógeno en la solución nutriente puede tener numerosos efectos tanto en la velocidad como en la dirección de los cambios de pH con el tiempo. Este cambio en el pH puede ser sorprendentemente rápido.

La fotosíntesis a la luz del día produce iones de hidrógeno que pueden causar que la acidez de los nutrientes aumente (disminuyendo el pH). Al anochecer, la fotosíntesis se detiene y las plantas aumentan su ritmo de respiración y esto, junto con la respiración de los microorganismos y la descomposición de la materia orgánica, agota los iones de hidrógeno, por lo que la acidez de la solución tiende a disminuir (el pH aumenta).

La mayoría de las variedades de vegetales crecen al máximo en una solución nutritiva que tiene un PH entre 6.0 y 7.5 y a una temperatura entre 20 y 22 grados centígrados o 68 a 71 farenheight.

En condiciones de poca luz (días nublados o cultivos bajo techo), las plantas absorben más potasio y fósforo de la solución nutritiva, por lo que aumenta la acidez (el pH disminuye). En condiciones de intensa luz (días claros y soleados), las plantas absorben más nitrógeno de la solución nutritiva, por lo que la acidez disminuye (el pH aumenta).

¿Cómo el pH afecta el crecimiento de mi planta?

– el pH puede afectar la disponibilidad de nutrientes.

– el pH puede afectar la absorción de nutrientes por la raíz de las plantas.

– los valores de pH superiores a 7.5 causa que los iones de hierro, manganeso, cobre, zinc y boro estén en menor disponibilidad para las plantas.

– los valores de pH inferiores a 6 causan que la solubilidad del ácido fosfórico, calcio y magnesio disminuya.

– los valores de pH entre 3 y 5 y temperaturas por encima de 25°C o 78F, fomentan el crecimiento de hongos.

– Para que las raíces de las plantas puedan absorber nutrientes, los nutrientes deben disolverse en la solución. El proceso de precipitación (lo contrario a disolver) da como resultado la formación de sólidos en la solución nutritiva, lo que hace que los nutrientes no estén disponibles para las plantas. No todas las precipitaciones se depositan en el fondo de los tanques, algunos precipitados ocurren como una suspensión muy fina casi invisible a simple vista.

Las plantas pueden decirnos sus síntomas a través de las hojas (por ejemplo, deficiencia de hierro [Fe]) cuando ya es demasiado tarde. El hierro (Fe) es un nutriente esencial para las plantas cuya solubilidad se ve afectada por el PH, razón por la cual se agrega en una forma quelada. Los síntomas de deficiencia de Fe se producen fácilmente. A valores de pH superiores a 7, menos del 50% del Fe está disponible para las plantas. A pH 8.0, no hay Fe en solución debido a la precipitación de hidróxido de hierro (Fe (OH) 3, que eventualmente se convierte en óxido). Siempre y cuando el pH se mantenga por debajo de 6.5, más del 90% del Fe está disponible para las plantas.

La variación del pH en las soluciones nutritivas para la lechuga de verano también afecta la solubilidad del calcio (Ca) y el fósforo (P). Debido a la precipitación de fosfato de calcio (Ca3 (PO4) 2), la disponibilidad de Ca y P disminuye a valores de pH superiores a 6.0. Todos los demás nutrientes permanecen en solución y no precipitan en un amplio rango de pH. La mala calidad del agua podría empeorar cualquier reacción de precipitación que pueda ocurrir.

Generalmente en rangos de pH entre 4 y 6, todos los nutrientes están disponibles en las plantas. La precipitación reduce la disponibilidad de Fe, Ca y P a pH 6 y valores superiores a 6.

Un medidor de pH es simplemente un dispositivo que mide una diferencia de voltaje en los electrodos y la convierte en una lectura de pH en la pantalla.

Los medidores de pH deben tener dos controles de calibración, los cuales son ajustados cuando el electrodo de pH está sumergido en los buffers (soluciones con pH conocido las cuales resisten cambios de pH).

El primer control, conocido como CALIBRATE (también ISO, ZERO, ASIMETRÍA), se usa para calibrar el punto cero del electrodo. Esto se hace con un buffer a pH 7 o cercano. Esta calibración debe hacerse primero.

El segundo control calibra la pendiente del electrodo. Este se conoce como PENDIENTE (también SPAN). Para que este paso de calibración sea efectivo, se debe hacer al menos a 2 o 3 unidades de pH alejado a pH 7. Esta calibración debe hacerse en segundo lugar.

Los instrumentos basados en microprocesadores calculan la asimetría y la pendiente independientemente del buffer utilizado para calibrar, por lo que no es necesario calibrar a 7 y luego a 4.

La frecuencia de calibración varia de aplicación a aplicación. Como recomendación, las calibraciones deben ser realizadas semanalmente.

Los factores que afectan el rendimiento de los electrodos de pH van desde cambios de temperatura, obstrucción en el electrodo de referencia y recubrimientos no deseados en el vidrio del pH metro.

Los efectos de la temperatura pueden ser compensados de dos maneras. En primer lugar, el medidor de pH puede tener un control manual que puede ajustarse a la temperatura de la solución. En segundo lugar, el medidor de pH puede ser equipado con una sonda de Compensación Automática de Temperatura (“ATC”) que, como su nombre indica, mide la temperatura y compensa automáticamente el efecto de la temperatura en el rendimiento del electrodo de pH.

¿Qué tan efectivo es el CO2?

No hay duda de que aumentar los niveles de dióxido de carbono tiene un enorme potencial para crear cultivos más rápidos y productivos. El truco es usar el CO2 prudentemente: saber cómo y cuándo agregar CO2 para obtener máximos resultados.

El primer paso es crear condiciones de crecimiento efectivas en su jardín para que sus cultivos se beneficien del dióxido de carbono extra. La atención a los niveles de luz, la temperatura, el flujo de aire a través del jardín, la capacidad del extractor, la toma de aire, el espacio entre cultivos y el suministro de nutrientes dará como resultado un jardín de primera clase. Usted tendrá plantas sanas y vigorosas listas y dispuestas a absorber y usar el CO2 extra eficientemente. Las plantas sobrecalentadas, con poco espacio y llena de insectos están tan ocupadas tratando de sobrevivir que adicionar CO2 sería un desperdicio. Organice su jardín primero y luego planifique cuándo y dónde agregar CO2 para obtener los mejores beneficios.

Nuestras plantas pasan por varias etapas de crecimiento durante sus vidas 1) siembra / corte, 2) trasplante, 3) crecimiento verde, 4) transición de floración a producción de cultivos y 5) etapas de producción. Cada etapa de crecimiento tiene sus propios requisitos “culturales”. Los vástagos necesitan diferentes niveles de luz y fertilizante con respecto a cultivos ya establecidos. Extra CO2 durante algunas etapas de crecimiento es más útil que en otras. En general, la adición de CO2 será de gran ayuda durante los períodos de rápido crecimiento, pero un equipo de investigadores de una universidad canadiense y productores comerciales han descubierto algunos datos sorprendentes y útiles sobre los efectos del dióxido de carbono en etapas específicas del crecimiento y cómo la adición temprana de extra CO2 en la vida de una planta trae beneficios inesperados meses después.

Los investigadores y los productores comerciales descubrieron que agregar CO2 a las plantas en la etapa de siembra / corte aproximadamente por dos semanas produjo dos beneficios; un crecimiento más rápido y un mayor rendimiento al final de la cosecha, inclusive sin CO2 extra durante la etapa de crecimiento verde y la producción de cultivos. Esta es una información útil para jardineros aficionados, ya que un poco de dióxido de carbono extra puede ayudar mucho a las plantas a mejorar su enraizamiento y crecimiento.

Si usas cubiertas altas y transparentes sobre tus pequeñas plantas, libere un poco de CO2 debajo de la cubierta para aumentar los niveles de CO2 a aproximadamente 1500 ppm. Retire las cubiertas para permitir la entrada de aire fresco después de unas pocas horas, y asegúrese de que las plantas solo tengan aire fresco (sin CO2) durante los períodos oscuros. El período de dos semanas previas al trasplante es el momento más efectivo para esta técnica de CO2. Si ya está utilizando CO2 para otros propósitos, trate sus “pequeños cultivos” con este comprobado estimulador de crecimiento de cultivos.

No se recomienda agregar dióxido de carbono durante la etapa de trasplante, ya que las plantas se están adaptando a las nuevas condiciones de crecimiento y se están ajustando a niveles regulares de CO2 (promedio de 300 ppm) en el aire.

Una vez que las plantas están “establecidas” en la etapa de crecimiento verde (niveles de luz óptimos, niveles adecuados de fertilizantes, raíces extendidas a un máximo crecimiento), es el momento de considerar la adición de CO2 a sus plantas para un rápido crecimiento. Su decisión debe ser basada en el tiempo que su cultivo estará en la etapa de crecimiento verde, así como en una evaluación imparcial de las condiciones de crecimiento en su jardín. Las plantas con un largo período de crecimiento verde (30 días y más) se beneficiarían del enriquecimiento de CO2, creciendo a un tamaño deseado más rápidamente. Las hormonas de crecimiento utilizadas junto con el CO2 extra y beneficio de los fertilizantes, dan como resultado un crecimiento más rápido y saludable de las plantas.

Algunos cultivos, llamados plantas de “día largo”, producen sus cultivos durante el verano, mientras a estas le continúan saliendo nuevas hojas y tallos. Los cultivos de tomates y rosas son cultivos típicos de días largos, los cuales se benefician del CO2 suplementario a través de las etapas de crecimiento verde / producción de cultivos. Estas plantas no pasan por una etapa de transición separada como los cultivos de días cortos, por lo tanto, CO2 adicional puede ser aplicado a lo largo de la vida de las plantas durante el ciclo de luz.

Los cultivos de “Día Corto” tienen una etapa de “transición” antes de que comience la producción de flores o cultivos, lo que interfiere con las aplicaciones de CO2. Las plantas de día corto producen un crecimiento verde durante la primavera y el verano y florecen y se cosechan en otoño. El crisantemo y el hibisco resistente son ejemplos de esta categoría de plantas.

Dado que el CO2 es más útil cuando las plantas están creciendo activamente, cierre su tanque hasta que los cultivos pasen por la etapa de transición y guarde el CO2 extra para usarlo cuando los cultivos comiencen a producir flores. Aparte un poco de dióxido de carbono mientras las plantas pasan por la transición de crecimiento a la producción de cultivo. Esto debería ayudar a mantener las plantas tupidas y compactas mientras ellas deciden qué hacer a continuación y reduce los problemas de “estiramiento” muy comunes en el período de transición temprana. De hecho, si su cultivo de día corto tiene un historial de estiramiento, corte el CO2 extra dos semanas antes del final de la etapa de crecimiento verde.

Una vez que los cultivos están “establecidos” en la etapa de producción de cultivos (máximos niveles de luz, óptimos niveles de fertilizante, plantas produciendo activamente), se reanuda el enriquecimiento de CO2. Si todo va bien, usted podría considerar aumentar la concentración de nutrientes durante períodos de máximo crecimiento durante esta etapa. Reduzca el CO2 a medida que el crecimiento las plantas disminuye y el cultivo está terminando.

 

Después de 7 a 14 días, sus cultivos le dirán cuántas plantas está ganando por la adición extra de CO2. ¿Cuánto está ayudando a sus plantas?

Usted puede reposicionar los ventiladores, agregar más ventiladores o aumentar la tasa de flujo del CO2 si la tasa de crecimiento es desigual o si algunas plantas necesitan más CO2. Por lo general, los productores se entusiasman mucho al agregar CO2 en este momento, ya que pueden ver cómo el CO2 está ayudando a sus cultivos. Si se observa poco o ningún efecto sobre el crecimiento, verifique las condiciones de crecimiento para ver si hay factores limitantes. Las altas temperaturas, poco movimiento del aire, insectos, enfermedades o la mezcla incorrecta de nutrientes interfieren con el crecimiento y la absorción de CO2.

Los generadores de CO2 que usamos para el enriquecimiento de dióxido de carbono son quemadores muy eficientes de propano o gas natural. Al oxidar completamente el combustible, el generador produce dióxido de carbono puro y cantidades de calor como vapor de agua. Los productores que planean instalar generadores de CO2 en sus cultivos deben anticipar como lidiar con el exceso de calor y humedad de sus nuevos equipos. Abordamos este problema de varias maneras.

Un método consiste en colocar el generador en una ubicación remota y mover el CO2 a través de los conductos a la entrada de aire donde se lleva al cultivo mediante ventiladores. Un ventilador conectado al conducto extrae el aire rico en CO2 del generador, ayudando a disipar el calor y condensando parte del vapor de agua dentro del conducto. La eliminación de excesos de condensados ayudará a eliminar la condensación del conducto. Haga esto inclinando ligeramente el conducto y colocando una bandeja o cubeta al otro extremo.

Otro método es suspender el generador por encima del cultivo y usar temporizadores o sistemas de control para suministrar el CO2 por períodos breves durante las horas de luz. Con todos los ventiladores apagados, el generador de CO2 se enciende y el dióxido de carbono desciende sobre el cultivo. Cuando el generador se apaga por un temporizador o termostato, los ventiladores se vuelven a encender para enfriar el cultivo.

Las desventajas de este método son:

  • Periodos de alta temperaturas en el cultivo sin movimiento de aire
  • Cantidad limitada de CO2 suministrada al cultivo
  • Excesivos niveles de humedad en el cultivo

¿Qué es la clonación?

La clonación es un método que consiste en tomar un corte (una rama o porción en crecimiento de la planta, generalmente con algunas hojas pequeñas para ayudar al crecimiento) de una planta, ponerla en un medio y forzarla a tomar sus propias raíces a través del uso de las hormonas de enraizamiento. Este corte se convierte en una planta propia, pero conserva propiedades idénticas de la planta de la que cual el clon fue tomado.

La clonación le da al productor el ultimo control sobre el proceso de crecimiento porque, a diferencia de las semillas, el productor sabe cómo crecerá la planta al final. Los cortes retienen el ADN de la planta madre, por lo que al seleccionar las plantas que son más productivas, resistentes a las enfermedades y más saludables, el productor puede asegurar un cultivo uniforme únicamente de las mejores plantas.

El crecimiento a partir de semillas es otra cuestión conjunta, ya que entre el 30-60% de las semillas crecen para representar las peores características de sus especies. Las semillas toman también más tiempo para comenzar a crecer; con los clones, tu empiezas con una planta preconstruida y los únicos requisitos después del corte son la aplicación de hormonas de enraizamiento y el mantenimiento regular de la planta.

La primera consideración a tener cuenta cuando clonas una planta es la selección de una planta madre viable de la cual se tomarán los clones. Esta planta debe tener al menos 2 meses de edad y mostrar características positivas que deseas en la planta ya crecida. Lo siguiente que se necesita es una hormona de enraizamiento. Las hormonas de enraizamiento están disponibles en forma de líquido, polvo y gel. Mira, cuando una planta es cortada, las células presentes en los bordes cortados empiezan a estimularse para comenzar a dividirse y seguir creciendo, pero en una forma no estructurada, permitiendo el crecimiento de glóbulos de tejido llamados callosidades (singular = callus). Puedes ver callos formados conservados naturalmente en la base cortada de una zanahoria, coliflor o repollo durante algunas semanas en la alacena. Las células del callo han perdido muchas características especiales que sus células progenitoras tenían en la planta. La adición de hormonas de crecimiento en plantas con áreas callosas hace que muchas áreas del callo comiencen a formar brotes pequeños. Las hormonas de enraizamiento de tipo gel son la opción preferida por los cultivadores, ya que permanecen en el corte de una forma uniformemente distribuida proporcionando una mejor penetración en el tallo y resultados consistentes.

Usted también necesitara de una lona o tela que provea sombra si es necesario para proteger sus clones de la intensidad de la luz durante los primeros días. Los nuevos clones son extremadamente sensibles a la luz durante los primeros días (hasta que empiecen a formar raíces). Ellos también requerirán alimentación foliar a través de spray de agua. En sus primeros días, es importante que rocíe las hojas de sus clones con agua aproximadamente 4-5 veces al día para suministrarles agua que las raíces no pueden suministrar. Simplemente rocíe con una fina capa de agua para evitar que las hojas se deshidraten. El tener un ambiente húmedo ayuda a mantener las plantas humedad sin necesidad de rociarlas frecuentemente.

También es necesario tener una navaja estéril y extremadamente afilada para cortar y eliminar el exceso de follaje, un vaso de agua fresca y tibia, un recipiente (lleno con tierra para plantar o un medio de cultivo de su elección para transferir su nuevo clon). Si su medio de cultivo no tiene un agujero listo, tendrá que hacer uno con un lápiz, etc. para poner su clon. Ahora tú estás preparado para llevarte tu primer clon.

¿Cómo clono una planta?

La clonación de una planta es un proceso muy simple. Como se mencionó anteriormente, necesitarás una navaja esterilizada, hormonas de enraizamiento, un poco de agua tibia y, por último, su medio de cultivo ya preparado. Necesitaras hacer un agujero en los cubos de lana de roca y estos deben ser empapados previamente.

  1. Después de seleccionar la planta y preparar los materiales según las instrucciones mencionadas anteriormente, seleccione qué sesión de la planta desea clonar. La sección debe ser de 2″- 4″ de largo y tener algunas hojas para proveer fotosíntesis durante el enraizamiento.
  2. Corte cada extremo del vástago en un ángulo de 45°. Un ángulo de 45 ° asegura una superficie más grande para la formación de callos a partir de los cuales crecen las raíces.
  3. Aplique la hormona de enraizamiento directamente sobre el área de corte realizado, según las instrucciones del paquete.
  4. Si está cultivando su planta en el suelo, es una buena idea colocar el tallo en un poco de agua tibia hasta que vea que las raíces comienzan a formarse. Cuando tengan 1 1/2 ″ – 2 ″ de largo, la planta estará lista para ser trasplantada en el suelo.
  5. Si está utilizando lana de roca u otro medio hidropónico, mueva la planta directamente a su medio de cultivo preferido directamente después de aplicar la hormona de enraizamiento.
  6. La humedad, poco calor y bajos niveles de (como fluorescencia) son esenciales para enraizar las plantas. Utilizar coberturas como domos que favorezcan la humedad proporcionan un entorno de clonación aceptable. En un ambiente más fresco, un propagador de calor puede hacer el trabajo de mantener el enraizamiento de sus tallos entre 75 ° -80 ° Fahrenheit.
  7. Si está utilizando el método anterior durante el enraizamiento, deberá mantener húmedos los cubos de lana de roca, pero no empapados completamente. Dependiendo de la rapidez con que sus plantas usan el agua y de la rapidez con que se evapora, es posible que tenga que regar sus plantas varias veces al día. Un fungicida ligero como hydroguard no las afectara.
  8. Si los dos últimos pasos te parecen un poco difícil, puedes utilizar el método seguro de usar una máquina de clonación automática. Con los sistemas de clonación obtendrás mejores resultados y tiempos de enraizamiento mucho más rápidos. Simplemente pon el clon en la máquina mientras esta rocía la solución de clonación en un rocío finamente oxigenado directamente sobre los cortes recién hechos.

¿Para tener una iluminación adecuada en los cultivos que se debería tener en cuenta?

Para determinar la iluminación adecuada (y la mejor lámpara a utilizar), se deben determinar las necesidades específicas de la planta primero. Para organizar una iluminación óptima, la iluminación presente en el entorno natural de la planta debe ser imitada. Por supuesto, cuanto más grande es la planta, más luz necesitará; Si no hay suficiente luz, la planta no crecerá, independientemente de otras condiciones.

Por ejemplo, las verduras crecen mejor a plena luz del sol, lo que significa que en la práctica se debe suministrar tanta luz como sea posible para cultivar verduras en interiores (por lo tanto, se prefieren las lámparas fluorescentes o lámparas MH). Las plantas frondosas (por ejemplo, Philodendron) crecen en sombra total por lo tanto pueden crecer normalmente con poca luz artificial (por lo tanto, para estas últimas, las lámparas incandescentes regulares pueden ser suficientes).

Además, las plantas también requieren períodos oscuros y claros (“luz”). Por lo tanto, las luces deben ser programadas para encenderse y apagarse a intervalos establecidos. El período óptimo de oscuridad depende específicamente de la especie y la variedad de la planta (algunas prefieren días largos y noches cortas y otras prefieren lo opuesto, o algo intermedio).

Para jardinería en interiores, uno de los temas más importantes es la densidad de luz, medida en lux. La densidad de luz es la cantidad de luz que incide sobre una superficie. Un lux equivale a un lumen (unidad) de luz que incide sobre un área de un metro cuadrado. Una oficina bien iluminada se iluminaría a unos 400 lux. En términos imperiales (libras-pies), una vela, o la intensidad de una vela estándar en un área de 1 pie cuadrado, es aproximadamente 10.76 lux.

En términos científicos, la temperatura Kelvin es una medida del color de una fuente de luz en relación a un cuerpo a una temperatura particular expresada en grados Kelvin (° K).

En términos más simples, es el grado de calor o frialdad de una fuente de luz, no en relación con la temperatura física, sino con la temperatura visual de la luz. Cuanto más alto sea el grado K, más azul o “más frío” aparecerá la lámpara. Cuanto más bajo es el grado K, más “caliente” o roja aparece la luz.

Las luces incandescentes tienen una temperatura de color bajo (aproximadamente 2700 °K) y tienen un tomo rojo-amarilloso; la luz natural del día tiene una temperatura de color alto (aproximadamente 6000 °K) y es azulada. Hoy en día, los fósforos utilizados en las luces fluorescentes y de alta intensidad (HID) se pueden combinar para proporcionar cualquier temperatura de color deseada en el rango de 2800 ° K a 6000 ° K.

A continuación, encontrará una breve explicación de las diversas fuentes de luz artificial utilizadas en las aplicaciones en horticultura que están disponibles en la actualidad junto con los aspectos positivos y negativos asociados con cada tipo.

En una escala para fuentes de luz (lámparas) de 0 a 100 indican con qué precisión se pueden percibir los colores en una fuente de luz. Cuanto más alto es el CRI, con más precisión aparecen los colores. Técnicamente, las clasificaciones de CRI solo deben ser comparadas en lámparas con temperaturas de color similares (clasificaciones de Kelvin).

¿Qué tan importante es la calidad del agua en cultivos hidropónicos?

La calidad del agua es un factor determinante e importante en cultivos hidropónicos. El agua es el “portador” básico en cultivos hidropónicos porque este disuelve y transporta los nutrientes para las plantas. Sin embargo, el agua también disuelve muchas impurezas que pueden ser dañinas para las plantas. Estas impurezas no se pueden detectar visualmente, y es muy fácil confundirse y hacer suposiciones erróneas acerca de la pureza del agua desde la claridad de una muestra.

Afortunadamente, las soluciones a los problemas de calidad del agua, en la mayoría de los casos, son simples y no involucran métodos y técnicas complicadas. Incluso los pequeños cultivadores pueden usar algunas técnicas simples y probadas para resolver de manera efectiva sus problemas de calidad del agua. Los tipos de problemas en la calidad del agua que probablemente enfrentarán los productores dependerán de la fuente de agua de la que extraen agua para su cultivo hidropónico. La mala calidad del agua puede llevar a una serie de problemas de crecimiento de las plantas, incluidos el crecimiento atrofiado, la toxicidad mineral o los síntomas de deficiencia, la acumulación de elementos no deseados en el tejido vegetal, la contaminación bacteriana, etc. Las causas de la mala calidad del agua son numerosas y varían. Las causas que ocurren con más frecuencia son los siguientes:

  1. Cloración

La cloración es el método más ampliamente adoptado para controlar la contaminación bacteriana de los suministros de agua en ciudades, pueblos y otros centros urbanos. En cultivos hidropónicos, el uso de cloro por los cultivadores para matar patógenos en sus aguas ha causado problemas en varios casos. Se ha encontrado que esto sucede debido a los altos niveles de cloro en el agua utilizada para hacer la solución nutritiva. Las fuentes de agua clorada deben airearse en un “tanque de retención” durante 48-72 horas (dependiendo de la concentración inicial), con una buena ventilación durante la cual los niveles de cloro activo caen por debajo de 1 ppm, un nivel seguro para los sistemas de raíces de la planta. Se sabe que el cloro en una solución nutritiva causa daños en varios cultivos, especialmente en cultivos sensibles como lechuga, ensalada, fresas y otros.

  1. Minerales no deseados

El agua, al ser un excelente solvente, disuelve una gran cantidad de sustancias, incluyendo minerales. Mientras algunos de estos son beneficiosos, otros como el sodio, por ejemplo, son bastante dañinos. Las plantas no requieren sodio y cloruro de sodio si están presentes en el agua pueden causar problemas incluso en pequeñas cantidades. El sodio puede ser muy dañino, especialmente en los sistemas de recirculación. Las plantas difieren ampliamente en su sensibilidad al sodio; algunas plantas como los tomates pueden tolerar niveles mucho más altos de sodio que otras plantas como la lechuga. El sodio debe mantenerse por debajo de 80 ppm para un crecimiento saludable de la mayoría de las plantas, pero por debajo de 30 ppm para plantas como la lechuga.

El magnesio, calcio, potasio, azufre, nitratos y oligoelementos como el boro, el cobre, el manganeso y el zinc pueden estar presentes en el agua de varias fuentes de agua. Esto puede ser solucionado en la mayoría de los casos ajustando adecuadamente las fórmulas de nutrientes para tener en cuenta la presencia de estos elementos, evitando así la acumulación y las toxicidades en el suministro de agua. La presencia de elementos traza puede ser más problemática y puede requerir desmineralización y dilución de la fuente de agua con suministro de agua pura cuando se usa en soluciones nutritivas.

  1. Contaminación microbiana o patógena.

El agua proveniente de fuentes tales como pozos, riachuelos, etc. a menudo contiene organismos que deben eliminarse antes de que el agua se pueda usar en formulaciones de nutrientes. El más común de estos “patógenos” es el Pythium, que puede atacar a las plantas cuando están presentes en una concentración de esporas suficiente. Los cultivadores han usado con éxito la cloración como una línea de defensa contra estos patógenos, pero requiere que el agua clorada se mantenga por unos días para permitir que la concentración de cloro caiga a niveles tolerables para las plantas. El peróxido de hidrógeno también se puede usar para matar patógenos como el Fusarium que provocan el marchitamiento y el Pythium en soluciones de agua y nutrientes.

  1. Hierro y bacterias de hierro.

El hierro en forma de hidróxido de hierro generalmente está presente en el agua de fuentes de agua subterránea cerca de áreas con depósitos de arena de hierro o minerales de hierro. El hidróxido de hierro en el agua, aunque no es directamente dañino para las plantas, presenta una serie de problemas debido a los bloqueos que causa en varios componentes del sistema. Estos bloqueos, si no son removidos, de un medio ideal para el crecimiento de bacterias de hierro, consumen una variedad de elementos que proporcionan el crecimiento de las plantas en sistemas hidropónicos. Los métodos de eliminación de hidróxido de hierro incluyen aireación y sedimentación o floculación con diferentes agentes. Las bacterias del hierro se pueden eliminar mediante la esterilización del agua o la solución nutritiva.

  1. Fuentes de agua dura.

El agua se denomina “dura” cuando contiene cantidades sustanciales de bicarbonato de calcio disuelto y otros elementos. Cuando entran en contacto con tuberías y equipos, el bicarbonato de calcio se convierte en carbonato de calcio insoluble, también conocido como escala de cal. El agua dura forma escamas en las tuberías de irrigación, elementos de calefacción y bombas que causan obstrucciones severas. Las unidades de desmineralización o suavización de agua similares a las que se utilizan en los suministros de agua doméstica se pueden usar para eliminar los problemas de incrustación en los sistemas hidropónicos.

 

  1. Herbicidas

Los casos de contaminación con herbicidas de las fuentes de agua subterránea e incluso los suministros de agua municipales no son desconocidos. La contaminación con herbicidas se manifiesta en cultivos sensibles como los tomates. La filtración por carbón activado puede ayudar a reducir el daño, pero se debe tener cuidado en reemplazar el carbón frecuentemente para que pueda mantener su eficiencia.

Resumen

El agua pura y limpia es esencial para el crecimiento saludable de las plantas y los cultivadores pueden dar el mejor inicio a sus plantas al invertir tiempo y esfuerzo para garantizar la calidad del agua. Los problemas de calidad del agua a menudo son fáciles de resolver siempre que estén debidamente identificados. El mejor enfoque es ser proactivo acerca de la calidad del agua, ya que las suposiciones basados en la claridad del agua, la ausencia de contaminación visible, etc. pueden ser erróneas.

¿Cuál es la temperatura adecuada del agua para cultivos hidropónicos?

Se debe mantener una temperatura constante entre 70° y 80°F (21°C – 26°C) en su depósito de nutrientes. Esto es importante, especialmente durante los meses fríos, para ayudar a aumentar el rendimiento de la planta. No aumente la temperatura por encima de los 85 ° F ya que esto puede causar daño en la raíz. Puede usar un calentador de acuario para mantener la temperatura en su reservorio. Se requieren al menos 5 vatios por galón para calentar y mantener una temperatura constante de los nutrientes (por ejemplo, un depósito de 10 galones requiere un calentador de 50 vatios).

¿Cómo se si mi semilla es viable?

Hay varias pruebas simples para conocer su viabilidad. Una es humedecer una toalla de papel blanco y doblarla por la mitad, colocar unas pocas semillas en la mitad de la toalla y doblarla por la mitad nuevamente sobre las semillas, encerrarla en una bolsa plástica con cierre hermético y colocarla en un ambiente apropiado (claro, oscuro, cálido, fresco, etc.) para que las semillas germinen. Después de aproximadamente una semana, verifique si han aparecido brotes. Algunas semillas, como los guisantes, pueden probarse para determinar su viabilidad colocándolas en un recipiente con agua. Aquellas que flotan son estériles (no contienen embriones y, por lo tanto, son más livianas); aquellas que se hunden son probablemente viables.

¿Qué es un balasto y porque necesito uno?

La luz HID consiste en un tubo de vidrio que contiene electrodos de tungsteno, gas y metales. Usted ve la luz emitida por el tubo cuando se golpea un arco eléctrico a través de los electrodos. El gas ayuda a que la luz comience, y una vez que los metales se calientan, se produce la luz. Los cultivadores disfrutan de los beneficios de usar estas luces porque brindan una luz que se parece mucho a la luz solar, una ventaja cuando se cultivan plantas en interiores sin exposición a la luz solar. También son rentables, porque duran más que otras bombillas y son más eficientes.

El balasto se usa para encender la lámpara y para permitir que la electricidad continúe fluyendo a través de la bombilla para mantener la luz encendida. La función del balasto es controlar la corriente eléctrica que atraviesa la bombilla de vidrio para que solo fluya la corriente necesaria para que la luz se encienda y se mantenga, pero no tanto para destruir la bombilla. Habiendo dicho eso, está claro que se debe usar un balasto cuando desee usar luces HID para controlar la corriente eléctrica; De lo contrario, no funcionarán correctamente.

Hay tres tipos diferentes de balastos que se utilizan con luces de descarga de alta intensidad, e incluyen balastos magnéticos, balastos electrónicos y balastos digitales. Un balasto magnético también se denomina balasto de núcleo y bobina, que se refiere a los componentes dentro del balasto. Junto con un condensador, trabajan para controlar la corriente para encender la luz y mantener la energía fluyendo exactamente a la velocidad correcta para la bombilla. Algunos balastos magnéticos también vienen con un encendedor, que se utilizan en coordinación con las lámparas de sodio y halogenuros metálicos. Los balastos electrónicos utilizan circuitos electrónicos para controlar el flujo eléctrico dentro de la bombilla HID. Un balasto digital funciona a frecuencias más altas, por lo que produce más luz, pero utiliza menos energía para hacerlo. El aspecto digital del balasto le permite funcionar a temperaturas consistentemente, lo que ayuda a que las bombillas duren más tiempo.

¿Qué tipo de plantas crecen en cultivos hidropónicos?

La lechuga y otros tipos de verduras crecen bien hidropónicamente, con un mantenimiento mínimo requerido. Además, los tomates y los pimientos crecen excepcionalmente bien, pero requieren cierto mantenimiento y trabajo debido a su tamaño. Las flores son excelentes para crecer hidropónicamente porque crecen rápidamente y se pueden usar para decorar tu hogar.

Las plantas que desarrollan raíces grandes, como las zanahorias y los rábanos, no pueden cultivarse hidropónicamente porque el medio de cultivo sin suelo porque las raíces no puede expandirse de la misma manera que lo hace el suelo. En este tipo de plantas se incluyen las papas.

¿Cada cuánto debo cambiar mi solución nutriente?

Se recomienda cambiar completamente los nutrientes una vez por semana o una vez cada dos semanas. Aunque algunos dicen que esto es un desperdicio de nutrientes, tu puedes recargar el reservorio cuando el nivel de nutrientes ha bajado debido a la evaporación y la transpiración.

Sin embargo, dependiendo de las necesidades nutricionales de las plantas, pueden estar consumiendo más de ciertos nutrientes y menos de otros nutrientes. Completarlos puede llevar a niveles tóxicos de nutrientes con algunos nutrientes y deficiencias en otros. Si recargas constantemente con agua a un pH neutro, eventualmente, la solución nutritiva se agotará de nutrientes y las plantas sufrirán. Cuando los nutrientes se mezclan por primera vez, la nutrición esta mas balanceada y por esta razón se recomienda cambiar las cubetas por lo menos una vez cada dos semanas y preferiblemente una vez por semana. Asegúrese de restregar bien las cubetas con agua caliente cada vez que cambie los nutrientes.

¿Puedo transferir plantas cultivadas en suelo a un sistema hidropónico?

Si su objetivo es convertir las plantas cultivadas en el suelo en un sistema hidropónico interno, primero deberá eliminar la tierra en las raíces. Haz esto lejos de cualquier luz solar y en un lugar fresco. Luego planta tus raíces directamente como sea posible en el sistema hidropónico. Las raíces que se vuelven hacia arriba pueden matar lentamente la planta o promover enfermedades. Transfiera solo plantas jóvenes y sanas.

¿Mis plantas necesitan oxigeno?

Las plantas necesitan abundante oxígeno para crecer. Razón por la cual la ventilación es importante para permitir que el oxígeno del exterior llegue a sus plantas.

¿Es importante la humedad?

Los niveles de humedad pueden llegar a ser muy altos en su área de cultivo hidropónico debido al riego constante y al entorno cerrado. Existen dispositivos de monitoreo para ayudar a controlar el nivel de humedad. Esta es un área donde la ventilación correcta ayuda a que sus plantas no se saturen o sequen demasiado rápido, ya que ninguna de estas condiciones es saludable para las plantas.

¿Cuál es la diferencia entre Aeroponico y Aero-hidropónico?

Existe una definición muy simple de la diferencia entre estos dos métodos de crecimiento. Los sistemas aeropónicos tienen plantas cuyas raíces cuelgan en el aire y las raíces se rocían con agua nutritiva. En un sistema Aero-Hidropónico hay raíces que cuelgan, pero la mitad de las raíces cuelgan directamente en el agua y la otra mitad se rocía con agua nutritiva. Este método Aero-Hidropónico ha demostrado que funciona muy bien para los esquejes de enraizamiento y también para todas las demás etapas de crecimiento.

¿Los sistemas hidropónicos de flujo y reflujo – cómo funcionan?

Los sistemas hidropónicos de flujo y reflujo se construyen sencillos y eficientes. Una bandeja de plantas se coloca sobre un reservorio donde se agregan soluciones de agua y nutrientes. Una bomba de agua se coloca dentro del reservorio y se conecta a la bandeja, bombeando constantemente los nutrientes con la ayuda de un temporizador de bomba. Los nutrientes y el agua son asimilados por las plantas, pero en algunos casos ocurren reboses y la bandeja se inunda. Si esto sucede, un sistema de drenaje permite que el agua rebosada regrese al reservorio, reciclando los nutrientes no utilizados y el agua. La única desventaja de este sistema es que los niveles de pH del agua cambian cuando se recicla el agua, por lo que se debe monitorear constantemente.